miércoles, 28 de mayo de 2008

Diseñadores argentinos

No son los únicos. En Buenos Aires, desde que explotara la crisis del año 2001 han surgido multitud de propuestas en el campo del diseño de indumentaria. Y el número de diseñadores que surgieron de esa crisis es increíble, haciendo que se desatara una competencia feroz en todos los terrenos, el económico y el creativo.
Acostumbrados los porteños a siempre estar de punta en blanco y destacar, aunque sea en la vestimenta, el diseño de ropa se ha convertido en una profesión fluctuable y rentable para los que la emprenden. La creatividad es inagotable y aunque aseguran no copiar de los estilos de Londres y Nueva York, eso es justamente lo que los hace únicos: el carácter emprendedor y creativo mezclado con lo que aprenden de la frialdad europea y neoyorquina.
Teniendo la ciudad una pasarela anual de vanguardia, la BAF( Buenos Aires Fashion Week), que se divide en dos, colecciones de otoño-invierno en marzo y primavera-verano en agosto, hacen de Buenos Aires referencia obligada en el campo de la moda. Aquí no están todos, pero están los que llevan la batuta.


Pablo Ramírez
No Color

Diseños únicos con fuerte personalidad, para gente con estilo, que ama vestirse de negro riguroso. Las prendas de Ramírez son teatrales, dramáticas, sugerentes, de líneas puras y corte neto, de sobriedad y falsa simpleza. Él es un experto en producir desfiles y hacer que la piel del espectador se crispe con su propuesta. El uso del blanco y el negro, y la música folclórica tocan la fibra de cualquiera.
Considerado uno de los 100 Mejores Diseñadores del Mundo, según figura en el libro Sample, editado por Phaidon, Pablo Ramírez ha sido el responsable de crear el vestuario de numerosas obras de teatro. Él juega con el "no color" y con los cortes y estructuras de sus prendas, en las que no deja al azar el más mínimo detalle.
La última colección que Pablo Ramírez evoca las primeras mezclas del gaucho, al combinar elegancia criolla con tradición campera. La referencia principal fue el gaucho sudamericano. Aquél que recorre a caballo la pampa, la Patagonia y las tierras de Uruguay, Brasil y Paraguay, y cuya forma de pantalón proviene de la necesidad de vestir botas para evitar la mordedura de víboras


Jessica Trosman
Armando el rompecabezas abstracto


Es una de las diseñadoras argentinas más internacionales; en parte por el alcance y difusión de sus prendas pero por sobre todo debido al carácter único y personal de sus creaciones.
Nació en Buenos Aires en 1966 y estudió Diseño de Moda en Miami. De regreso en Argentina trabajó como consultora free-lance para diferentes marcas nacionales como Ona Saez y Kosiuko. A fines de los ‘90 se asoció a Martin Churba para dar nacimiento a la grifa Trosmanchurba, y juntos ganaron el premio Tijera de Plata como revelación del diseño argentino. Su primera colección fue presentada en Roma, y luego fueron invitados por Gen Art a presentar su colección en la Semana de la Moda de Nueva York durante dos temporadas consecutivas. En 2001 se convirtieron en los únicos diseñadores extranjeros invitados a presentar en la San Pablo Fashion Week de Brasil. Pero un año más tarde se separan y ella crea su marca homónima, con la que obtiene el premio Tijera de Plata a la mejor colección pret a porter del 2003. Ese mismo año firma un acuerdo de exclusividad para distribución y manufactura con Via Bus Stop (Japón) y en 2004 comienza a presentar sus propuestas en el showroom parisino MC2. Los diseños de Jessica Trosman se caracterizan por la atemporalidad. Trabaja, investiga y experimenta sobre sus propias prendas y es así que logra continuidad conceptual, sus piezas evolucionan ajenas a las estaciones y a las modas. Su estilo es vanguardista y clásico a la vez. Es para jóvenes y es para adultos. Es extravagante y es discreto. Y aunque esto parezca imposible, ella lo logra. Y lo hace utilizando materiales nobles como los algodones, apliques de cuentas plásticas, y una paleta cromática neutra basada en los tonos beige, gris, blanco y negro. Paleta que revela lo que hace mas significativo a sus diseños: recortes, pliegues, frunces y superposiciones, técnicas a las que recurre para lograr formas novedosas, siluetas multipropósito que se atan, desatan y se reinventan de una y mil maneras, convirtiendo al usuario en cómplice de sus creaciones. Tampoco es ajena a la experimentación textil, trabaja con los materiales desde una perspectiva cruda, algo tosca y e ingenua a la vez. Pega, aplica y borda abalorios, mezcla recortes de tejidos brillantes y opacos, y salpica sus prendas cual lienzo de Jackson Pollock.


Nadine Zlotogora
Alicia en el país, ¿de las maravillas?


Estudió diseño de Indumentaria. Fue ganadora del Premio Alpargatas junto con su grupo de curso. En 2005, un diseño suyo se imprimió en una estampilla de correos de Argentina. Viajó por el mundo, trabajó en Parí hasta que se instaló en Buenos Aires.
Surgido de la más pura fantasía, el universo de Nadine envuelve un sinfín de fragmentos cotidianos: en él, la realidad se viste de ensueño y se despliega en un mágico juego de texturas, color y significados. Una invitación a desentramar de nuestra memoria los recuerdos de la infancia, los colores vivos de los recuerdos. Creer en la lejana sensación de que todo es un juego.
Una insaciable curiosidad demanda una nueva forma de concebir los materiales. Buscar las sensaciones ocultas en la materia prima que pide ser otra cosa sin perder su identidad. El material sugiere la prenda, la seduce. Experimentar a partir de mezclas de elementos disímiles y técnicas inusuales. Cada prenda es una pieza única, con bordados hechos a mano.


Martin Churba
El collage tropical del cono sur


Es el gran creativo textil aplicado a moda de argentina. Y es que el talento lo lleva en la sangre. Su tío abuelo fue mentor de la emblemática tienda de diseño porteña CH, mientras que sus tíos y primos continuaron la dinastía creando Natán, Gris Dimensión y Perfectos Dragones. Por su parte, Martin estudió Bellas Artes e incursionó en la actuación, pero inevitablemente sus primeros pasos en el mundo laboral los dio en la estampería de uno de sus tíos, fotografiando y armando collages, creando patrones para estampar. De allí su pasión por los textiles y su aproximación a la moda desde ese ángulo tan particular.
Martin funda Tramando, un proyecto multidisciplinario avocado al desarrollo de productos de indumentaria y equipamiento que se signa bajo su propia Filosofía Textil: “un enfoque que se rige por, al menos, dos miradas sobre un mismo asunto. Lo de afuera y lo de adentro, el contexto y lo particular, de la misma manera que el alma del tejido se arma con una coordenada horizontal que da el marco, y otra vertical que aporta la singularidad: la urdimbre y la trama. Nuestra intención es explorar esa filosofía, profundizarla y reescribirla al calor del diseño y la identidad. Los diseños de Martin Churba surgen de la experimentación, de la búsqueda insaciable de nuevas técnicas y nuevos resultados, de un laboratorio donde los accidentes textiles resultan en modernos métodos de creación, donde las referencias autóctonas conviven con la tecnología del futuro, todo al servicio de la innovación pero sin olvidar lo propio. El resultado es un trabajo que se sirve de recortes, calados, engomados, grabados y gofrados, mas un sinfín de practicas novedosas que hacen al estilo Tramando. Sus prendas traspasan culturas y fronteras, desde un petit hotel de principios de siglo XX ubicado en el elegante barrio de Recoleta en Buenos Aires exhibe toda su Filosofía Textil, a la vez que crea para su propia boutique en el Meat Packing District de Nueva York y para las tiendas de Harajuku, Nagoya y Osaka en Japón.


Cora Groppo
Ideas fijas


Ha formado parte de las firmas Vitamina, Yagmour y Bordeaux, destaca por una mezcla de materiales y contrastes en diseños asimétricos
Cree en el desarrollo continuo de una idea, sin embargo las colecciones resultan bastante diferentes entre si.
La idea o concepto aparece a partir de la búsqueda de algún recurso o idea a desarrollar en la moldería, generando una silueta urbana y femenina. En general la construcción de las prendas es su eje de diseño, su evolución e interés están centrados en esto.
"La idea fue seguir trabajando el cuerpo desde lo tridimensional, recorriéndolo",


Vero Ivaldi
Asimétrica matemática e irregularidad controlada.


Estudió Diseño de Indumentaria en la Universidad de Buenos Aires -Argentina- Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo donde actualmente trabaja como docente. Su carrera se extiende desde que a finales de 1997 queda finalista en la 15th International Young, Fashion Designers Competition: Des Jeunes Createurs de Mode, siendo otro momento importante de la misma enero 2004 cuando abre su tienda- boutique en Palermo Viejo.
Su trabajo parte de la moldería y del culto que el artista hace al objeto de dimensiones y propiedades imposibles. La materialidad es una constante en su trabajo así como el reprocesamiento de los materiales.


Mariano Toledo
El punk como estructura posible en la sociedad


Nace en Buenos Aires, arquitecto. Ha ganado numerosos concursos y ha sido mencionado en tantos otros. En el año 2000 muestra su primera colección de alta costura en Roma, en la semana de la alta moda.
Luego de esto es contratado por la casa Gattinoni en la misma ciudad y forma parte de su team de creativos, junto a estilistas de otras partes del mundo.
En el año 2004 participa en el London Fashion Week.
Cada una de sus colecciones, propone un nuevo ángulo de su particular visión. Lejos de los consabidos esteticismos su búsqueda se aleja de cánones establecidos para ahondar en resoluciones y modos estructurales.
Siempre reforzado por la silueta femenina como algo inédita. Su carrera se nutre constantemente de nuevos planes. Su compromiso es con la búsqueda. En su última colección encontró inspiración en lo tridimensional, en el caleidoscopio. “se trata de una sugestiva repetición de miles de formas geométricas en perfecto equilibrio y evolución”

Créditos:
Fotos: Luis Cobelo.
Estilismo: Matilda Blanco.
Producción: Victoria Sánchez Guerrero.
Maquillaje y peluquería : Guillermo Fridman.
Asistente de make up: Roxi Berezowski.
Modelos: Constanza Saravia, Sabrina Iofreda, Sheila Baum y Alejandro Salgueiro de Southamerican models.
Agradecemos al bar Las Violetas de Buenos Aires.