domingo, 8 de noviembre de 2009

Berlín Forever 8 ( mujeres de Berlín)

Como ya es habitual desde hace algunos años, me dedico a hacer reportajes sobre las mujeres de las ciudades que he visitado y Berlín no iba a ser menos.
He aquí las historias de estas maravillosas mujeres alemanas. Con este post, ya se acaba Berlín en el blog......de momento.


Yvonne Onischke
40 años, pintora de la east side gallery.
"Berlín significa ser libre. Somos un sociedad bastante igualada. Sé que puedo cumplir mis sueños aquí y de hecho, obviamente algunos se han cumplido. Mi amor al arte y el deseo de expresarme a través del mismo es lo único que me importa, lo que demuestra la continuidad en mi vida. Aquí es un lugar donde todos pueden encontrar su espacio de ser y de trabajar, aprender y amar.
Después de 20 años no somos ya una nación dividida. La generación más joven está tratando de hacer frente a perturbaciones pero en la mía aún existen opiniones radicales y suaves de ambas partes."


Mymo
25 años, street artist. Página web: www.mymonstersworld.com
Aunque se crió en la ciudad de Frankfurt, y sus padres son de Túnez, Berlín es la ciudad que “ desde 1992, me ha permitido ser artista y ser humano a la vez”
No dice su nombre real, prefiere ser identificada con MyMo que es el inicio de MyMOnsters. “ no significa que viva rodeada de monstruos o sueñe con ellos, es una metáfora para exorcizarlos, en la escuela me gustaba estudiar arte, lo que lógicamente se conecta a mi infancia. Mymonsters es mi surrealismo personal”
Para Mymo, “Berlín es un lugar muy agradable en verano, pero en invierno es una ciudad totalmente diferente. Aquí hay muchas cosas que suceden todos los días y puedes elegir, siempre hay demasiadas opciones. Después de 20 años de democracia, pienso que hay cosas buenas. Lo bueno es que el este y el oeste es un presente. Eso es un cambio realmente importante aunque creo que los políticos no se preocupan por la cultura en Berlín. Toda la ciudad la han cambiado muy rápidamente en sólo 2 años. Hay espacios urbanos históricos como el edficio Tacheles para el que tienen planes de venderlo y hacer un hotel, eso desde luego no es positivo” (El Tacheles es un lugar cultural con una sala de cine dentro y con muchos estudios de artistas (talleres) y bares, todo con iconografía graffittera)
Solo recuerda imágenes de la televisión cuando cayó el muro “tenía 5 años y le pregunté a mi madre qué pasaba en la tele y me dijo que de qué se trataba, recuerdo a la gente saltando y llorando de felicidad abrazándose unos a otros, sin lugar a dudas, eso fue algo importante en la vida de esas personas”


Katja Sperkis
26 años, pintora.
Nació en Turingia, "el corazón verde de Alemania"
Su inspiración es básica "supongo que me siento inspirada por la belleza de la vida en general y sus partes menos bonitas. Hay tantas cosas maravillosas por descubrir y experiencias por hacer que a veces me siento saltando en el flujo de la vida."
Con respecto si el mundo es un mejor lugar para vivir después de 20 años de la caída del muro Katja reflexiona "Sí y no. En general se podría decir que hay un cambio y las personas día a día tratan de ser mejores y crear un mundo más amable. Pero tenemos que hacer frente a todo lo dejado atrás por nuestros padres y velar por las generaciones futuras. Todavía tenemos que luchar con una enorme cantidad de problemas. El hambre, la pobreza, la delincuencia, el cambio climático y la contaminación, la violencia contra las mujeres y los niños, el fascismo y el autoritarismo. sólo por mencionar algunos de los problemas con los que tenemos que lidiar. En cierto modo estoy segura de que el mundo se convirtió en un mejor lugar para estar"


Kati Elm
Artista, su página web es: www.kati-elm.blogspot.com
41 años. Vive en Berlín desde 1990.
Nació en Jena, en la RDA, la parte de Alemania más apartada de todo el país con lo cual su formación de artista es de corte socialista pero aclara “me sentí libre al caer el muro, pude por fin decidir qué hacer con mi vida”
Estudió diseño de moda “para poder hacer, crear y hacer patrones con la ropa pero más tarde sentí que mi corazón estaba latiendo por realizar otras cosas. Mi vida cambió cuando el muro cayó, pude reaccionar y darme cuenta de que el arte era la motivación de mi vida, y en libertad y en conexión con el mundo entero iba a sentirme realizada como persona. Mis piezas están inspiradas en la rutina de lo que hago diariamente con elementos redundantes del pasado socialista de mi país. En mi opinión, el arte es un tipo de comercio de las emociones. Doy algo de mí a la gente, para que ellos tomen y traduzcan eso en sus propios mundos”
Vive sola con sus dos hijas de edades cercanas a la adolescencia “ y trato de inculcarles los valores del respeto y de la igualdad de géneros y razas. En Berlín es posible educar en libertad a tus hijos sin prejuicios, que son normales y son exagerados en algunos casos. al final cada uno hace lo que quiere con su vida. Creo que Berlín quiere ser muy tolerante y abierta, pero aquí son muchos los alemanes de mente cerrada que aborrecen a los extranjeros. Los turistas sólo van a 3 o 4 distritos, pero hay otros 20 distritos en los que nada pasa y hay personas que son relativamente pobres. No todo es perfecto en este mundo del que se dice es “nuevo”. Las diferencias sociales también existen en Alemania”


Jana Wildatheart
28 años, modelo erótica y fotógrafa.
"Estoy viviendo en una de las ciudades más inspiradoras del mundo. Berlín es el mejor lugar para estar. Puedes ser tú mismo. Es todo y nada al mismo tiempo. Esta ciudad pueden ser varias ciudades a la vez, Nueva York, Londres y Berlín, son lo mismo. La mayoría de mis amigos son artistas, y cuentan con más opciones, que no han tenido en Londres o Nueva York. Aquí pueden vivir literalmente de la nada.
Después de 20 años mi generación debe estar extremadamente agradecida de que tenemos todas esas opciones y sobre todo: libertad. Hace 20 años, no habría tenido ninguna oportunidad de ser quien soy".


Gesa Simmons
27 años, DJ
"Berlín todavía tiene que convertirse en una ciudad - faltan demasiados edificios, creo que necesita tiempo para crecer (y no en tamaño, ya es demasiado grande). Por otro lado, hay un montón de cosas interesantes sucediendo - música, arte, cine, moda, etc….."


Brigitte Redl
Diseñadora gráfica, dueña de una marca de ropa que hace camisetas ligadas al rock. Su página web es : www.blowfly-shirts.de
37 años, desde 1986 vive en Berlín después de haber crecido en Munich. “Para una adolescente como yo, Berlín Occidental fue una revelación. Todo estaba sucio y salvaje, los clubes no cerraban hasta el amanecer, era lo máximo para mi, era el sitio que necesitaba para vivir, huí de Munich que era aburrida y no estaba pasando nada en el rock, que era lo que me interesaba”
Su experiencia de aquel 9 de noviembre de 1989 fue para ella una película absurda “esa noche conducía por la calle Kurfürstendamm con la hermana de mi novio y me encuentro con gente corriendo de un lado para otro, era muy bizarro, iban con picos y palas, no entendíamos nada, más tarde entendimos todo: iban a demoler el muro”
Y continúa su reflexión “siempre he querido una Alemania grande, fuerte y unida pero después de la caída del muro, por ejemplo, las actividades neonazis se acrecentaron mucho más, tenían libertad para moverse y manifestarse, lo que no pasaba antes”
20 años después cree que “la vida es más difícil. Todo es más caro y la presión de conseguir un trabajo mal pagado es ridícula y muy difícil, sobre todo en Berlín" Para terminar, Brigitte nos deja su particular filosofía de vida “Punk-rock es la misión, basura es la religión y Elvis es Dios”


Birgit Bulow
30 años de edad, ilustradora.
"Berlín, para mí siempre será mi ciudad natal. Estoy orgullosa de ser de aquí. La gente no oculta sus sentimientos aquí. Para mí, Berlín es una especie de mini-mundo. Tanta gente de países diferentes países y culturas tratando de vivir juntos. Berlín es Vida. Berlín ha cambiado para mejor después de 20 años. Desde que el muro se vino abajo me siento más libre. El socialismo es solo un color: ROJO"


Bettina Inchen
21 años, vive en las afueras de Berlín.
Nos encontramos en Mauerpark ( parque del muro) donde la gente de la ciudad vende lo que sea. En este caso, Betti tiene sus enseres personales en una pequeña mesa, desde vasos sueltos hasta ropa de otros años que ya no se pone. Me dice que está allí sólo “por diversion, para ver si vendo algo y si a la gente le interesan mis cosas personales”
“Vivo en una zona que tiene mucha naturaleza”, según ella “los jóvenes como yo tenemos que buscar para vivir lugares que no sean dentro de la ciudad de Berlín porque es muy costoso” Aunque puedes conseguir un apartamento para alquilar, no muy grande pero céntrico, por aproximadamente 300$ al mes.
Cuando cayó el muro, Betti tenía pocos meses de nacida. Durante estos 20 años ella se ha ocupado simplemente de vivir, es una chica sencilla que gusta de las cosas simples “Ir al cine unas dos veces a la semana a ver películas de arte o de cine independiente. Otras veces me encuentro con amigos, y voy a los clubes a beber cerveza, creo que mi vida es lo más perfecta que puede ser pero claro, no me imagino lo duro que debió ser antes de 1989, ahora vivimos en un mundo con más posibilidades y libertad aunque con muros ideológicos que a veces fastidian un poco”


Andrea Horn
Diseñadora Gráfica
La ciudad de Berlín genera una fascinación especial para Andrea, no es la única que piensa lo mismo “es fácil sentirse libre aquí. No tengo miedo de nada. No hay prácticamente ningún crimen. La gente hace lo que le gusta y se aceptan mutuamente. No podría vivir en ninguna otra parte de Alemania”
Después de 20 años de la caída del muro Andrea es pesimista pero tiene esperanza, “ el mundo y Berlín no han cambiado al mismo nivel, esta ciudad cambió y espero que mantenga un espíritus de cambio positivo, pero el planeta está en ruinas, una de cada dos personas están muriendo ahora mismo como consecuencia de la guerra, del hambre o de otras cosas estúpidas” y remata “ ahora mismo no existe un muro de concreto que nos separe pero existen todavía limitaciones mentales que no nos dejan avanzar para ser mejores seres humanos, por supuesto, de eso se encargan los políticos”
Hace 20 años Andrea era una niña que apenas vio por televisión lo que pasó en 1989, “ recuerda ver a la gente muy feliz, fue muy emotivo ver eso”


Alina Fitchner
25 años, Manager de eventos.
Para Alina "ser mujer en Berlín significa ser independiente, no existen prejuicios, somos libres de hacer y pensar lo que queramos. Nuestra mejor revolución es nuestra propia liberación".
Puedo conseguir todo lo que me proponga en esta ciudad, mi objetivo es simple: salir, divertirme en las las pequeñas conversaciones que suceden las las fiestas, buscar un novio con dinero, y sobre todo, ¡Amor!


Stina Bitkow
Vendedora, 30 años
"Me gusta el socialismo, pero prefiero las pequeñas conversaciones en las fiestas"


Silke
26 años, Berlín lover.
"Solo me interesa poder retozar con una chica linda, y enredar mis piernas toda la noche en ella"


Miriam Boettger
Periodista
34 años, madre de una hija (Elodie), 4 años y un bebé hijo (Eneas), de casi un año de edad
Ha estado viviendo en Berlín durante los últimos nueve años. “Soy periodista de televisión, hago entrevistas y pequeños documentales sobre escritores, artistas, diseñadores y arquitectos etc , todo lo que es importante para nuestra época y la cultura” (por ejemplo, ha realizado programas especiales cn los arquitectos Peter Zumthor, Herzog & de Meuron, Rem Koolhaas o escritores como Ian McEwan, Richard Ford, Salman Rushdie) “Me siento muy privilegiada de poder hablar con todas estas personas que dan una inspiración a mi vida y a mi trabajo. Me ha brindado la posibilidad de tener un especial sentido del humor y trabajar en libertad, cosa que era imposible antes de la caída del muro, durante 40 años Alemania estuvo aislada de la realidad mundial”
En su trabajo está continuamente explorando la cultura del antes y la del después pero cree que ”todavía existen casos como que casi nadie de la parte oriental quiere pasar a la parte occidental de Berlín aunque no estén delimitadas (exceptuados Kreuzberg, que es el nuevo distrito del arte). Hay todavía una gran diferencia entre las dos partes de la ciudad. Todos los clubes son fríos en la parte oriental y en el oeste la gente es más dinámica, joven, cool y trendy”
El rol como mujer madre y trabajadora en Berlín lo tiene claro: “creo que es un buen momento para ser una mujer cuando se mira hacia el pasado. Podemos hacer los que nos plazca, nuestro trabajo es altamente valorado y respetado, vamos de compras, viajamos, salimos solas y llevamos nuestros más altos High Heels, y faldas cortas sin temor si queremos hacerlo. Creo que es un gran momento para la auto-realización como mujer”


María Sterkis
26 años, cantante. Su nombre artístico es KAI. Página web: www.myspace.com/atkais
"Cuando cayó el muro fue un cambio perfecto, aunque lo que resultó de aquello a veces me produce un shock intimidante, han sido demasiados cambios en muy poco tiempo, por otro lado, me siento orgullosa de mi querida ciudad. Mi mundo es un mundo mejor ahora, después de 20 años. Para hablar del resto del mundo, no me siento capaz de hacerlo."
"Berlín es un espacio abierto para todos. Puedes inventar o reinventar de la nada y hacer que eso produzca cambios profundos en las personas."


Ipek
35 años, DJ. Página web: www.dj-ipek.com
"Pertenezco a la 2 ª generación de los inmigrantes turcos en Alemania, Berlín es una ciudad que se está volviendo más internacional, es cada vez más abierta hacia otras personas, sin importar su religión o condición sexual. Viví con el muro siempre a mis espaldas, crecí con eso y reconozco que estábamos de alguna manera "protegidos". Cuando cayó el muro, me preocupó el hecho de lo que pasaría cuando Berlín y Alemania crecieran ... ¿qué pasaría con nosotros los inmigrantes? Es un hecho que el racismo creció desde entonces......"
"Los muros ideológicos son poderosos, mucho más fuertes que una pared de concreto. La búsqueda de la felicidad es mi misión todos los días y que nada de lo que haga se pierda, enriquecerse, tener salud y poder morir en los brazos de mi pareja....y divertirme lo más que pueda."


Elisa Hinz
Fotógrafa
24 años Vive en Berlín desde que tenía 17.
A los 18 años empezó a trabajar en fotografía y su trabajo está inspirado en la mujer, "me encanta “disparar” a la mujer de forma sensual, logré hacer realidad mi punto de vista de las cosas “
Ama Berlín, “¡me gusta mucho esta ciudad! Cada vez que voy en bicicleta a casa desde los clubes el domingo por la mañana después de estar toda la noche bailando, realmente hace que me enamore de esta ciudad una y otra vez. Me encanta el toque de arte oriental de Berlín y el gran número de clubes, cines de arte y los pequeños rincones escondidos de la ciudad”
"Berlín es una verdadera ciudad cosmopolita, y ahora mucha gente quiere vivir aquí. No creo que ese fue el caso hace 20 años. La guerra y la pobreza aún existen y hay tantos lugares donde están pasándolo mal en el planeta. Para las naciones industrializadas el mundo se ha convertido en un lugar mejor, pero no para los países pobres"
"Cuando cayó el muro, tenía 4 años de edad, yo crecí en Falkensee, en la Alemania Oriental, muy cerca de Berlín-Oeste. Fui con mi madre a Berlín y vimos el metro, la estación y tantas personas de un lado para otro, me daba miedo. Recuerdo que mi madre puso toda su dinero en el primer banco que vio"
"Me encantaría combinar Psicología y Fotografía. Una cosa sola es demasiado aburrida para mí. Quiero viajar a muchos países y haré trabajo voluntario en la India el año próximo. Por último, pero no por ello menos importante: Me gustaría ganar dinero con mis pasiones"


Anja Sielaff
Bailarina de danza moderna, 30 años. Dentro de 8 meses será madre por primera vez.
"¡Creo que Berlín es una gran ciudad!, se siente demasiado bien ser mujer y artista aquí, hay mucha energía que circula en torno al arte, todos los días es algo nuevo. La ciudad es todavía asequible también para las personas que no tienen tanto dinero, por lo que es una vida muy fácil y tienes muchas posibilidades de hacer su propio trabajo y ver el trabajo de otros artistas"
"Y después de 20 años, sí, creo que ha cambiado para mejor y también el mundo ha cambiado para mejor. Soy una optimista declarada. Creo que los muros son ideológicos y son más difíciles de derribar. Tenía 10 años cuando cayó el muro. Yo estaba en casa de mi padre cuando abrió la puerta y con lágrimas en los ojos nos tomó a mi madre y a mí para ir a celebrar con otras personas en donde habían derribado una parte. Al día siguiente fui con mi pequeño martillo y ayudar a otros niños a destruirlo"


Andrea Van Reimersdahl
Diseñadora de modas.
Página web: www.van-reimersdahl.com
36 años, se trasladó a Berlín en 1995 y vive encantada, para ella la ciudad es su hogar y es la matriz que le da unidad e inspiración para su vida y su trabajo.
Sobre las diferencias que encontró al mudarse a Berlín pocos años después de la caída del muro nos dice “Cuando me trasladé al este de la ciudad, lo que antes de la caída era la parte socialista, me sentí como una extranjera en mi propio país. Era aún muy exótico. Honestamente me entristece a veces de cómo ha cambiado; el socialismo tenía cosas positivas para la sociedad, no éramos tan consumistas ni nos preocupábamos tanto por llevar el mejor vestido o tener el mejor aparato de televisión. Las circunstancias excepcionales se fueron y crecimos bajo el capitalismo. Sin embargo todavía en el ambiente se respira algo de ese tiempo y espero que nunca se pierda esa magia. Aunque no exista un muro físico que nos separe hay todavía en la actualidad muros que se tumban y se vuelven a construir, esa es la lucha individual de cada uno en la vida: caer y levantarse”
Como diseñadora de modas trata de destacarse en una ciudad donde las mujeres consiguen de forma audaz ser exitosas fácilmente ”Como artista, quiero revelar las diferentes facetas de la moda, no hacerla tan comercial, que las piezas tengan una narrativa contemporánea mezclada con la vida cotidiana. No sigo las tendencias y los ideales de belleza. Mis diseños son experimentales, dejando espacio para el individualismo y la transformación”
Para ella moverse como mujer en Berlín “es realmente fresco, en el arte y la moda hay muchas mujeres haciendo cosas interesantes y no existen al menos de momento, envidias que pudieran considerarse como negativas”
Como última reflexión Andrea está muy segura: “El arte es una muy buena manera de cambiar las cosas. Creo en el desarrollo personal y en el individualismo”


Lala Berlín
38 años, diseñadora de modas. Página web: www.lalaberlin.com
"En general el mundo está pasando por cambios y no creo que se esté convirtiendo en un lugar mejor, como Michael Jackson dijo en una ocasión. Lo peor de todo son los muros ideológicos, es una lucha diaria, derrumbar las mentes obtusas de muchos que tienen el poder. Mi filosofía de la vida es simple: solo tenemos esta vida para realizarnos así que no pierdas el tiempo y no dejes de aprender de lo que conozcas hoy"

5 comentarios:

ingrid dijo...

¡Qué buenas fotos Luis!, además tremendas historias, me encantó la de la 2da gerenación de inmigrantes turcos, q habla del muro ideológico... Congrat's, tremendo post!

beer man dijo...

Vi tu trabajo publicado en la revista Todo en Domingo. Felicitaciones!!!
Saludo

La Flaca dijo...

De verdad que lo de Todo en domingo estuvo bueno y lo del bloqs mucho mejor.....

Claudia Hernández dijo...

Muy hermoso retrato de las mijeres que jóvenes que habitan esa ciudad tan maravillosa que es Berlín.

Anónimo dijo...

Realmente la cantidad de historias personales que se pueden encontrar en Berlin. La verdad es que hablar de una identidad única en esta ciudad es imposible...