jueves, 14 de febrero de 2008

Reflexión acerca de un libro estupendo: Villa Diamante de Boris Izaguirre


"Caracas Sangrante"
Nelson Garrido


Me recordó a mi adolescencia barquisimetana, inocente, naif y feliz. Donde no me perdía por las noches las telenovelas "El sol sale para todos" que me hizo llorar o "Las amazonas" donde mi entrepierna vibrava con los jeans ajustados de las protagonistas, las maduras y las jóvenes.
Igual recuerdo esas escenas de una novela (de Cabrujas, pero no recuerdo su nombre) donde Gustavo Rodríguez(?) era el implacable Pedro Estrada que torturaba a los contrarios al régimen de un gordito nauseabundo que aún así hizo que se construyera una ciudad moderna y única. Pero hasta ahí, eso fue lo destacable de un periodo gris y por supuesto, elegante. Un país que aún tiene el lastre de ser "futuro", y que cada día que pasa se comprime hacia al pasado, hacia la mezcla de retrógradas ideas parecidas a las de ese dictador rellenito y a las de libros viejos y gastados. Venezuela lleva años anclada en la palabra "posible".
Boris retrata a una Caracas que es detestable pero que tanto amor da a través de sus montañas salvajes, como la gente que la habita.
Es un libro para hacer una telenovela, pero ya no se hacen buenas ahora. Me maravilla saber que en la época en que yo era un adolescente se hacían cosas en la tele de una calidad increíble, pero el país vivía como anclado en una pendejada cultural retrógrada que menos mal teníamos amigos que viajaban y traían los últimos cassettes de Londres donde venia la música de Joy Division o Cure o los Smiths( la verdad lo único que me interesaba en ese momento)
Yo no sé si Venezuela sigue siendo MI país, unas veces lo siento tan lejos, otras, demasiado cerca. Me aleja la forma y la ideología que me quieren vender e imponer: rancia, improvisada y ridícula. Me acerca la gente, MI gente: antiparabólica.
Boris, gracias por esa lección de buen gusto, de historia, y que ojalá sirva para que las actuales mentes manipuladas por la ignorancia sepan lo que es la memoria histórica, tan poco valorada en estos momentos, que pareciera que solo a partir de H. es que Venezuela existe.

2 comentarios:

Tita dijo...

ESTEFANIA... CON PIERINA ESPAÑA Y GUSTAVO RODRIGUEZ.
:)

Jose Roces dijo...

Aunque te parezca paradójico, lo estuve buscando en CCS hace dos semanas y aún no ha llegado a las librerias.
Que tal?
Saludos
JOSE A.