domingo, 1 de junio de 2008

Pidiendo a los dioses chinos



Hice todo lo que debía hacer, rezar para mis adentros a los cuatro puntos cardinales y a los cuatro dioses; la fortuna, el amor, la salud y no me acuerdo el otro.
Eso fue hace mas de un año, cuando el año chino lo coronaba el cerdo de oro.
Todo salió medianamente en el 2007, no fue un año malo, tampoco genialllllllll.
Pero está Bruno, que es mega-genial.
Yo anduve ese día más pendiente de las fotos, de tomar buenas imágenes, no sé si le puse todo el empeño a mis rezos, pero aquí estamos. P´alante.

Shanghai febrero 2007

1 comentario:

LaGabs dijo...

parece el set de una pelicula