lunes, 9 de junio de 2008

Viajando por el norte del planeta






Madrid-Moscú, 5 horas.El aeropuerto de Moscú, se quedó materializado en la Unión Soviética. El panel de salidas y llegadas se quedó estancado en una mañana cualquiera vete a saber de qué año. Los colores de las paredes son marrones y grises, hacia tiempo que no estaba en un aeropuerto tan cutre pero tan interesante a nivel de imagen.
Moscú-Beijing, 6 horas 50 minutos. Viajamos de noche pero no es de noche, el sol no se va en el norte del planeta.
La ciudad de Beijing se presenta con una bruma espesa y u calor soporífero insoportable.
Me voy a quitar el viaje de la piel, y el bamboleo de las turbulencias con una ducha e iré a comer.
Son 12 horas y media más que en Venezuela y 6 más con España.
To be continued...